Segundo plano - Luis González


Por debajo de un indómito ser que menea sus caderas como una serpiente cascabel
Atrayéndote a su trampa, siendo tú conciente de ella.
Ignorándo el veneno que poco a poco se esparce por tu corazón.
Susurrando gazapas en tu oído que crees como un niño inocente.

Por debajo del daño que sufres e ignoras.
Por debajo de unas mentiras piadosas.
Por debajo de una felicidad conformista.
Por debajo...
Por debajo...
Siempre por debajo de las cosas que no valen la pena.
Siempre por debajo de personas que no valen la pena.
Siempre por debajo de ella. 
El dolor se vuelve más importante que un amor sin límites. 
El dolor...
Se vuelve más importante que yo.

Aún así, para mí, nada es más importante que tu felicidad.
Aún así, ni yo valgo lo mismo para tí.
Aún así, te entiendo...
Aún así, te amo.

Comentarios